Ir al contenido principal

Entradas

Lo castizo es (ahora) lo moderno

TENGO LA IMPRESIÓN de que el “fervor madrileñista” —llamémosle así—, se ha convertido en un fenómeno al alza, que no ha parado de crecer en los últimos tiempos y que puede ir a más. 
No estamos hablando de datos, imposibles de cuantificar, sino de una constatación fácilmente deducible para cualquier observador que en los últimos días haya participado en los actos, 200 citas en 15 lugares, con motivo de las fiestas capitalinas de San Isidro.
En la Pradera, en Las Vistillas o en la Plaza Mayor, un millón y medio de personas, —200.000 más que el año anterior—, se han echado a la calle con gran entusiasmo festivo, ataviados muchos de ellos con la gorra típicamente chulapa (parpusa, en la restringida jerga local) o un clavel rojo prendido en la cabeza para las “manolas”. En esta ocasión, los ‘chinos’ han vendido más complementos que nunca y la participación en los actos populares no ha parado de crecer (un 20 por ciento más).
Sola la Pradera congregó en cinco días a más de un millón de person…
Entradas recientes

Triste y anómalo Dos de Mayo

NI CIFUENTES, NI González, ni Aguirre, ni Gallardón. Ninguno de los expresidentes populares que han gobernado en la región se ha dejado ver este miércoles por la Real Casa de Correos durante los actos con motivo del Día de la Comunidad.

Era lo previsto, dadas las circunstancias, pero no por ello deja de ser llamativo y reseñable. Por lo que tiene de atípico y por lo que evidencia. Y porque, esto es innegable, supone una anomalía institucional.
Los motivos son distintos –el de Cifuentes es obvio–, pero los cuatro tienen algo en común: políticamente lo fueron todo en Madrid y ahora, en cambio, están en plena travesía del desierto fruto de sus respectivas y controvertidas gestiones.
Las invitaciones fueron cursadas cuando Cristina Cifuentes ya se había atrincherado en Sol tras estallarle el ‘caso Máster’. Entre los tarjetones no figuraba el de Ignacio González, imputado por el ‘caso Lezo’ y en libertad bajo fianza. La pésima relación entre ambos hacía inviable que la expresidenta se acorda…

Balas de plata en el PP

LAS IMÁGENES DEL hurto en el Eroski, difundidas por ‘OK Diario’, han precipitado la obligada e inevitable dimisión de Cristina Cifuentes
Dice, en su descargo, la hasta ahora presidenta madrileña, que se marcha tras “una campaña de acoso y derribo, que es personal”, que sufrió un intento de "extorsión" por este asunto y que tenía previsto anunciar su marcha tras los actos institucionales del 2 de mayo.
El “error involuntario” de las cremas ha sido el empujón definitivo, apenas un desliz en comparación con el ‘caso del máster’, que es en realidad el que ha rubricado su defunción política. Aunque comprensible desde el punto de vista político, resulta delirante la explicación de que ya había decidido renunciar para evitar que "la izquierda radical" gobierne en la región y "ponga en riesgo" la gestión hecha por el PP en tres años de legislatura.
No es difícil imaginar que las cloacas del poder, las del Estado o las del PP, tuvieran guardado el vídeo de marras d…

El hogar de las personas invisibles

COMO UN PUENTE entre la calle y la inserción está concebido el Centro de Acogida San Isidro para personas sin hogar (CASI), que estos días celebra el 75 aniversario de su puesta en marcha. Además de los equipos de calle, la puerta de entrada a este recurso es el Samur Social, que canaliza las demandas de las personas con necesidad de alojamiento y las distribuye en uno u otro sitio – ‘Juan Luis Vives’, ‘Puerta Abierta’, o los centros de emergencia– en función de sus perfiles y características.
Los albergues para los sintecho (mejor en una sola palabra, según la Fundación del Español Urgente, Fundéu) hace ya mucho tiempo que dejaron de ser centros de represión –como fueron concebidos durante el franquismo– para convertirse en centros de atención e intervención social. Desde ese punto de vista, las normas —pocas y muy básicas, pero de obligado cumplimiento—, son ahora instrumento de intervención estrictamente técnica, mientras que antes lo eran de control y castigo.
El martes 10 de abril,…

El orgullo de ser madrileño

ES BIEN SABIDO que uno de los principales rasgos de pertenecer a Madrid radica precisamente en que no es necesario haber nacido en esta ciudad para sentirse de aquí. 
En Madrid cabemos todos —suele decirse— y, con carácter general, a nadie se le pregunta dónde ha nacido o cuál es su lugar procedencia. No, al menos, con ánimo de exclusión.
Entre otras cosas, porque somos tantos los que no tuvimos nuestra cuna aquí que resultaría extraño hacer ese tipo de distinción. Resulta evidente que ésta es una ciudad de aluvión y que si algo nos distingue es esa capacidad para integrar a todos. Admito que puede sonar a tópico, pero no veo motivos para cambiar de criterio.
Viene a cuento esta reflexión a propósito de la distinción concedida por el Ayuntamiento de la capital a Pedro Almodóvar (Calzada de Calatrava, Ciudad Real, 1949) y al cantante Rafael Martos, Raphael, (Linares, Jaén, 1943) como nuevos hijos adoptivos de Madrid. Manchego uno, andaluz el otro, no nacieron aquí, pero es aquí donde han…

Cifuentes: sin red ni paracaídas

EL ARTE DEL disimulo en una actividad tan teatral como la política también caduca. No tiene un efecto ilimitado, por mucho que se empeñen sus protagonistas. 
Llega un momento en el que embaucar no basta y los embelecos del poder son insuficientes para mantenerse en el tinglado. Los gestores de lo público, muy hábiles en el manejo de las personas y la movilización de los recursos cuando lo que está en juego es su propia supervivencia, son capaces de todo con tal de sobrevivir.
El caso Cifuentes está poniendo en evidencia cómo personas muy inteligentes son capaces de cualquier cosa con tal de mantenerse en el poder. El empecinamiento de la presidenta madrileña, su obstinada actitud de resistencia, digna de un estudio cuasi patológico, evidencia muchos de los síntomas propios de una persona huye hacia adelante, aún a sabiendas de la inutilidad de sus esfuerzo. De paso, el máster de marras está desangrando a su partido, al menos en Madrid, sin que esto parezca importarle.
La entereza frente …

Cifuentes, al borde del precipicio

DE TODOS LOS caminos para ejercitar su defensa, ante las graves acusaciones que pesan sobre ella en el ‘caso del máster’, la presidenta madrileña ha optado por el más inconveniente y arriesgado. Matar al mensajero siempre ha sido una tentación demasiado fácil, a la par que estéril, dado que, por mucho que se empeñe Cristina Cifuentes, los periodistas no van a dejar de cumplir con su obligación de informar.
Y no solo eso, la presidenta del PP madrileño tendrá que ser un poco más explícita cuando dice, sin acreditarlo, que hay una “cacería política y personal” contra su persona. ¿Por parte de quién? ¿Con qué intención?
Si la información sobre el “falseamiento” de sus notas en el máster que cursó en 2011-12 en la Universidad Rey Juan Carlos (URJC), adelantada por la periodista Raquel Ejerique, redactora jefa de política social en ‘eldiario.es’, es tan “falsa, parcial y tendenciosa” como sostiene Cifuentes, lo que debería haber hecho la presidenta es desmontar las acusaciones con datos y d…

Las redes sociales y la desinformación

CONFIESO QUE SENTÍ un cierto desasosiego al leer que “la información falsa llega más lejos, más rápido y a más gente que la verdadera”. No tanto porque no intuyera que algo así pudiera estar ocurriendo, sino porque la capacidad viralizadora de determinados asuntos en las redes sociales puede llegar a menoscabar la confianza de los receptores en la buena información. Claro que, a decir verdad, no es la primera vez que siento esa incomodidad.
Un estudio del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), publicado en la revista Science y apoyado por Twitter, ha concluido que las tristemente de moda fake news tienen un 70 por ciento más de probabilidades de ser replicadas que las veraces.
Si en la era digital las noticias falsas se expanden significativamente más deprisa, llegan a más gente que las de verdad, enganchan más, generan una mayor interacción entre los usuarios y se comparten con mayor frecuencia que las de verdad… Si la mentira impacta a un mayor número de personas, y más si el c…

Mujeres: una revolución imparable

HASTA DONDE ME alcanza la memoria, todas las revoluciones que ha habido a lo largo de la historia han sido violentas. Y han resultado, de una u otra forma, traumáticas. Cualquier levantamiento lo es, en esencia, porque a lo que aspira es a derribar un sistema o un modelo anterior.
En cambio, la creciente ‘rebelión’ que están protagonizando las mujeres en todo el mundo –hay movilizaciones convocadas en 170 países– si por algo se caracteriza es por tratar de conseguir la igualdad real con datos, argumentos y mucha pedagogía. La persuasión también puede ser un arma muy poderosa.
Porque lo que está aconteciendo tiene todo el aspecto de ser una revolución global. Y desde ese punto de vista, tenemos la fortuna de estar asistiendo a un estallido social en toda regla del que, sin duda, se hablará en los libros de historia. De momento, esta vez sí, acapara la atención de todos los medios de comunicación, no en vano estamos hablando de la discriminación de la mitad de la sociedad. Y tampoco está…

Los secretos del Ritz

DESDE QUE EL grupo Mandarin Oriental anunció el cierre del Ritz de Madrid para acometer una profunda reforma, varios compañeros de los medios se han interesado por el libro que escribí sobre el hotel hace ocho años. Aprovecho para reproducir aquí la entrevista que este sábado han publicado en Vanitatis - El Confidencial.
Este miércoles, 28 de febrero, las puertas del hotel Ritz se han cerrado para pasar por un largo periodo de actualización que durará hasta finales de 2019 y costará 99 millones de euros. El hotel, uno de los más icónicos de Madrid, ha visto desfilar por sus salones desde que se abrió en 1910 a reyes, actrices, cantantes, jeques y lo más granado de los vips que han pasado por la capital.
Felipe Serrano es un periodista que además fue camarero del Ritz durante una década y conoce muchos de los secretos que quedaron entre las paredes del hotel. En su libro 'Hotel Ritz. Un siglo en la historia de Madrid' (Ediciones La Librería), publicado coincidiendo con el centena…

Entradas populares de este blog

Balas de plata en el PP

LAS IMÁGENES DEL hurto en el Eroski, difundidas por ‘OK Diario’, han precipitado la obligada e inevitable dimisión de Cristina Cifuentes
Dice, en su descargo, la hasta ahora presidenta madrileña, que se marcha tras “una campaña de acoso y derribo, que es personal”, que sufrió un intento de "extorsión" por este asunto y que tenía previsto anunciar su marcha tras los actos institucionales del 2 de mayo.
El “error involuntario” de las cremas ha sido el empujón definitivo, apenas un desliz en comparación con el ‘caso del máster’, que es en realidad el que ha rubricado su defunción política. Aunque comprensible desde el punto de vista político, resulta delirante la explicación de que ya había decidido renunciar para evitar que "la izquierda radical" gobierne en la región y "ponga en riesgo" la gestión hecha por el PP en tres años de legislatura.
No es difícil imaginar que las cloacas del poder, las del Estado o las del PP, tuvieran guardado el vídeo de marras d…

Lo castizo es (ahora) lo moderno

TENGO LA IMPRESIÓN de que el “fervor madrileñista” —llamémosle así—, se ha convertido en un fenómeno al alza, que no ha parado de crecer en los últimos tiempos y que puede ir a más. 
No estamos hablando de datos, imposibles de cuantificar, sino de una constatación fácilmente deducible para cualquier observador que en los últimos días haya participado en los actos, 200 citas en 15 lugares, con motivo de las fiestas capitalinas de San Isidro.
En la Pradera, en Las Vistillas o en la Plaza Mayor, un millón y medio de personas, —200.000 más que el año anterior—, se han echado a la calle con gran entusiasmo festivo, ataviados muchos de ellos con la gorra típicamente chulapa (parpusa, en la restringida jerga local) o un clavel rojo prendido en la cabeza para las “manolas”. En esta ocasión, los ‘chinos’ han vendido más complementos que nunca y la participación en los actos populares no ha parado de crecer (un 20 por ciento más).
Sola la Pradera congregó en cinco días a más de un millón de person…

Carmena abucheada

EL ‘ESPÍRITU DE Ermua’ no era esto, ni mucho menos. ¡Qué poco hemos aprendido! Fue lo primero que pensé cuando supe que habían abucheado a la alcaldesa de Madrid en los dos actos de homenaje a Miguel Ángel Blanco. Y sentí una enorme tristeza.
Vale que el Gobierno municipal no estuvo demasiado fino a la hora de interpretar el requerimiento que se le estaba haciendo para distinguir de una forma singular al edil asesinado por ETA. Vale que Ahora Madrid no supiera medir las consecuencias de negarse a colgar una pancarta en memoria de Blanco en la fachada del Consistorio. Vale que Manuela Carmena se empecinara en su negativa por desconfianza hacia al PP ante la utilización partidista del acto. Vale que los gestos en política cuentan, con frecuencia, más que el propio objeto de cualquier iniciativa. Vale todo eso y más.
Ahora bien, a partir de ahí, dudar del compromiso de la alcaldesa con las víctimas y con su dolor, colegir que la resistencia de Carmena a colocar un cartel con la cara de Bla…

Cifuentes, al borde del precipicio

DE TODOS LOS caminos para ejercitar su defensa, ante las graves acusaciones que pesan sobre ella en el ‘caso del máster’, la presidenta madrileña ha optado por el más inconveniente y arriesgado. Matar al mensajero siempre ha sido una tentación demasiado fácil, a la par que estéril, dado que, por mucho que se empeñe Cristina Cifuentes, los periodistas no van a dejar de cumplir con su obligación de informar.
Y no solo eso, la presidenta del PP madrileño tendrá que ser un poco más explícita cuando dice, sin acreditarlo, que hay una “cacería política y personal” contra su persona. ¿Por parte de quién? ¿Con qué intención?
Si la información sobre el “falseamiento” de sus notas en el máster que cursó en 2011-12 en la Universidad Rey Juan Carlos (URJC), adelantada por la periodista Raquel Ejerique, redactora jefa de política social en ‘eldiario.es’, es tan “falsa, parcial y tendenciosa” como sostiene Cifuentes, lo que debería haber hecho la presidenta es desmontar las acusaciones con datos y d…

Sonora declaración de amor

NUNCA ES TARDE para hacer una declaración de amor. 
Ayer no pude, coincidiendo con el Día Mundial de la Radio, así es que me lanzo hoy, en este 14 de febrero, que también es una fecha muy apropiada.
Querida Radio: Como bien conoces, siempre quise ser periodista —nadie es perfecto—, pero nunca, ni en mis mejores sueños, me imaginé hablando delante de un micrófono. Mi maldita timidez, ya sabes.
Desde ese punto de vista, lo tengo claro: fuiste tú la que me elegiste a mí y debo confesarte, sin asomo de rubor, que no ha pasado un solo día desde que nos conocimos que no haya disfrutado de tu sonora compañía.
Vale que hayamos podido tener nuestros altibajos y que en ocasiones —muy pocas, ¡eh!— hayamos estado como distantes. Sobre todo algún fin de semana, o tal vez en vacaciones. Admito que esto pueda haber ocurrido, que haya podido pasar de ti o que me haya fijado más en otras, pero ha sido algo pasajero y sin la mayor importancia.
Y no te cambiaría, desde luego que no, por ninguna otra. Ni la …

Mi libro

HOY VENGO A hablar de mi libro. Empieza a salir a la venta la obrita "Hotel Ritz. Un siglo en la historia de Madrid" a la que tanto tiempo, esfuerzo y cariño he dedicado en los últimos años. Cuando era joven, más que ahora, tuve el honor de trabajar en el Ritz de camarero. Ocurrió en una época ya lejana en la que, además de frecuentar el bar de la Facultad de Ciencias de la Información, pude terminar Periodismo. 
Este librito, por tanto, responde a la necesidad imperiosa de contar lo que vi, vestido de frac y pajarita, además de la multitud de jugosas anécdotas e historias narradas por mis ex compañeros y en las que luego profundicé adentrándome en libros y hemerotecas. He querido hacer un relato periodístico huyendo de los trazos en primera persona aunque, naturalmente, algunos de los pasajes que cuento fueron vivencias personales. 
Casi medio millar de personajes de todos los ámbitos, sobre todo del poder, de la política, de la cultura y del espectáculo, desfilan por sus …

Sonría, es parte el uniforme

NUNCA OLVIDARÉ LAS lecciones de vida que aprendí —¡y ay de mí si lo hiciera!— durante los años que trabajé como camarero en el Ritz de Madrid.
El cierre del hotel desde este miércoles durante 18 meses para afrontar una más que necesaria reforma, me ha removido algunos recuerdos sobre hechos acaecidos en ese universo tan particular y exclusivo, que ahora me permito trasladar a este blog.
Allí, en el decano templo sagrado de la hostelería, cuyos propietarios actuales —Mandarin Oriental Hotel Group— lo van a someter hasta finales de 2019 a un profundo lifting, aprendí lo que es la satisfacción por el trabajo bien hecho, la entrega, la empatía, la lealtad, el compañerismo...  Valores, en definitiva, tan comunes como deseables en cualquier actividad laboral. Si tuviera que renegar de algo lo haría del maldito perfeccionismo, pero esa es otra historia.
Si se me permite la autocita, traigo también a colación aquí algo que dejé escrito en el prólogo -'a modo de presentación'-, del libro …

Spanish revolution

PASARÁ MUCHO TIEMPO antes de que podamos digerir lo que está pasando en la Puerta del Sol y en otros puntos de España con los indignados. Politólogos, sociólogos, analistas, periodistas y sesudos contertulios vendrán con sus análisis de urgencia, viejos al día siguiente de ser expuestos, tratando de encontrar una explicación a lo de la "spanish revolution" y a al fenómeno de la Democracia Real Ya. 

Y el hecho cierto es que, ajenos a lo que se estaba cociendo, nos ha pillado con el pie cambiado. Hablan del ninguneo de los medios de comunicación hasta el pasado domingo y razón no les falta. Ya sé que muchos, posiblemente los mismos que auguraron la caída del Muro de Berlín o anticiparon las revueltas del mundo árabe, tratarán de decir ahora que fueron ellos los que vaticinaron, e incluso encabezaron, este movimiento ciudadano. Y no sólo eso, habrá bofetadas, como ya las está habiendo, por tratar de arrimar el ascua a su sardina sacando rédito de este estallido social.
Luego ven…

Declaración de intenciones

NUNCA IMAGINÉ QUE yo también acabaría cayendo en la dulce tentación cibernética. Es verdad que no he tenido el suficiente arrojo para estar en Facebook, pero no es menos cierto que, con algo de temor, con bastante pudor, y con una cierta dosis de osadía por mi parte, pongo en marcha este humilde blog. Ingenuidad tampoco me falta, pero qué le vamos a hacer, ¡no se puede tener de todo en la vida!

Soy periodista, es decir, soy cotilla por naturaleza, y me encanta fisgar por las bitácoras ajenas. La cuestión es que, de tanto husmear, me he aficionado a esta peculiar, y todavía incipiente, forma de expresión. Confieso, muy a mi pesar, que nunca hasta ahora había dejado huella en un blog y que mis discretos paseos tampoco han dejado mención digna de recuerdo.
A lo que íbamos, que me tiro a la red sin paracaídas, consciente como soy, de que el éxito de un blog no radica precisamente en el brillo de quien lo firma, que no es el caso. No, lo que importa de verdad es el grado de implicación de …

Mujeres: una revolución imparable

HASTA DONDE ME alcanza la memoria, todas las revoluciones que ha habido a lo largo de la historia han sido violentas. Y han resultado, de una u otra forma, traumáticas. Cualquier levantamiento lo es, en esencia, porque a lo que aspira es a derribar un sistema o un modelo anterior.
En cambio, la creciente ‘rebelión’ que están protagonizando las mujeres en todo el mundo –hay movilizaciones convocadas en 170 países– si por algo se caracteriza es por tratar de conseguir la igualdad real con datos, argumentos y mucha pedagogía. La persuasión también puede ser un arma muy poderosa.
Porque lo que está aconteciendo tiene todo el aspecto de ser una revolución global. Y desde ese punto de vista, tenemos la fortuna de estar asistiendo a un estallido social en toda regla del que, sin duda, se hablará en los libros de historia. De momento, esta vez sí, acapara la atención de todos los medios de comunicación, no en vano estamos hablando de la discriminación de la mitad de la sociedad. Y tampoco está…