Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de julio, 2010

Cuestión de cuernos

NO SOY AFICIONADO a los toros. Y no me gustan, por más que en mi pueblo natal, Villarrubia de los Ojos (Ciudad Real), se hubieran criado de forma silvestre, allá por el siglo XVII los Toros Jijones, una de las "castas fundacionales" de reses bravas de España. Dicho lo cual, voy entrando ya en materia para decir que con la decisión del Parlament de Cataluña no se rompe España, ahora tampoco, y que no necesariamente todo lo que venga de allí ha de convertirse en un debate identitario. En Canarias también se prohibió la lidia y nadie, que yo sepa, lo planteó en esos términos. Ni los canarios fueron entonces menos españoles, ni se hizo tampoco tanto ruido.

Y conste que no soy partidario, en general, de las prohibiciones, salvo que aprovechemos ese viaje para prohibir otras cuestiones como la prostitución, la trata de blancas, el botellón, la contaminación acústica... y, si se me apura, hasta la mala educación. La casuística es muy variada, si bien la diferencia es que en este ca…

La sagrada disciplina de partido

LAS PRESIONES DE la dirección nacional del PP a Manuel Cobo para retirar el recurso contra el cierre de "caso de los espías" han surtido su efecto. El vicealcalde de Madrid, que durante todo este tiempo ha mantenido vivo el asunto junto al ex consejero Alfredo Prada, se ve obligado a dar un paso atrás en aras de la disciplina de un partido que, curiosamente, le mantiene apartado de forma temporal. No es que a Cobo le hayan convencido con argumentos de que no fue objeto de seguimientos, la propia juez considera que sí los hubo aunque no que fueran delito, sino que sorprendentemente le obligan a dar un paso atrás para no "perjudicar" al partido.

Dicho de otra forma, aquí lo que importa son los intereses electorales a diez meses de la cita en las urnas sin que tenga ninguna relevancia ya lo que puedan resolver instancias superiores, previsiblemente durante la campaña de las municipales y autonómicas. ¡Menudo papel el de Cobo y, por supuesto, el del propio Alberto Ruiz-…

Peor imposible

EL PSOE VUELVE a errar el tiro en Madrid. Los que creíamos que los socialistas no podían hacerlo peor nos hemos vuelto a equivocar. A diez meses de las elecciones autonómicas y con un PP en plena forma, resulta que los socialistas no saben cómo meterle mano al tema de las listas electorales para el Ayuntamiento de la capital y la Comunidad. Increíble, pero cierto.
Ocupado en otras altísimas preocupaciones, nos encontramos con que, ahora que empiezan a sonar los clarines electorales y es el momento de lanzarse al ruedo, sucede que a la dirección federal, o a una parte de ella, le entran dudas sobre la idoneidad de Tomás Gómez. A menos de un año, repito, de la convocatoria a las urnas, con el PP bus ya en marcha, y como si la batalla de Madrid fuera pan comido, alguien está agitando las aguas para decirnos que el ex alcalde de Parla no es el más apropiado para medirse con Esperanza Aguirre. Mira que han tenido tiempo para tomarse en serio lo de Madrid, pero no, han preferido esperar casi…

Zapatero año 10

DIEZ AÑOS SE cumplen hoy del inesperado acceso de José Luis Rodríguez Zapatero a la secretaría general del PSOE, a la que también aspiraban Rosa Díez, Matilde Fernández y José Bono. Aquel desconocido y joven diputado leonés ganó por un puñado de votos, apenas nueve, sorprendiendo así a propios y extraños. Su ajustada victoria frente al entonces presidente de Castilla-La Mancha, pero victoria al fin y al cabo, abrió un tiempo nuevo y supuso, qué duda cabe, un bocanada de aire fresco. Nada que ver con el mustio Zapatero de ahora que camina políticamente como un alma en pena.

Llega este décimo aniversario en un mal momento y sin demasiados motivos ni ganas para celebrar nada. Los ciudadanos le dan la espalda en las encuestas, la crisis económica continúa golpeando con saña y la sensación de soledad política es tan clamorosa que en algunos sectores se comienza a hablar sotto voce de recambio. No es menos cierto que Zapatero puso orden en el partido tras los liderazgos fallidos de Almunia y…

Ética de la traición

CON MÁS RETRASO del deseable acabo de terminar Anatomía de un instante (Mondadori), la monumental obra de Javier Cercas. Lo mejor que se me ocurre decir de este libro es que, si se me permite la licencia, se lee como si fuera una novela de aventuras. Nunca imaginé que, tantos años después, la reconstrucción-reinterpretación de un tema tan trillado, como fue el asalto al Congreso de los Diputados aquel 23-F de 1981, pudiera dar para una crónica tan magistralmente descrita.

Pero el libro de Cercas es algo más que eso. Es, también, un ensayo sobre la transición democrática, una etapa crucial de nuestra historia, imposible de comprender sin aproximarse, como hace el autor, a los perfiles de Suárez, Gutiérrez Mellado y Carrillo. Los únicos "que no se escondieron bajo sus escaños mientras zumbaban las balas". Tres "traidores" que se vieron obligados a desertar de sus principios para poder construir la democracia: Adolfo Suárez desmontando las bases del Movimiento, el mism…

"Míster No" contra el "llanero solitario"

CONCLUIDOS, QUE NO OLVIDADOS, los fastos futbolísticos, es tiempo de volver a la cruda realidad. Guardado para mejor ocasión el cartel de "Cerrado por fútbol" y lejana ya la sintonía de las vuvuzelas, llega el momento de la normalidad. A punto de meter el bañador en sus maletas, Mariano Rajoy y José Luis Rodríguez Zapatero tienen que pasar antes por el trago de su particular examen prevacacional en un combate que se presenta crucial. Ambos se juegan mucho, aunque será el aspirante el que más tenga que arriesgar para sacar de sus casillas al inquilino de la Moncloa.

El presidente del gobierno llega a esta cita reconfortado por el éxito de la triunfante selección española de fútbol, sabiendo como sabe en su fuero interno que acertó de pleno retrasando la fecha del Debate. El presidente del PP tratará de placar a Zapatero para que no se le escurra como la enjabonada pelota de Adidas, la tal Jabulani, que tanto desconcierto ha sembrado en el reciente Mundial. Rajoy sabe que se la…

Haciendo amigos

LOS HUELGUISTAS DE Metro se han empeñado en echarse a todo el mundo encima. Se echaron primero en contra a la opinión pública con su decisión de no respetar los servicios mínimos y lo vuelven a hacer ahora insultando, amenazando y coaccionando a los medios de comunicación, obligados a abandonar la asamblea matinal en la que se decidió una nueva tanda de paros.

No nos cansaremos de repetir que, aún siendo respetables, e incluso legítimas, muchas de sus reivindicaciones, no pueden cometer la torpeza de errar el tiro equivocándose de enemigo y tachando de "hijos de puta" y "manipuladores" a los periodistas. Y no puede hacerlo salvo que crean que hay una conspiración planetaria contra ellos. En el fondo, la opinión de los medios sobre el conflicto ha sido bastante coincidente. Ellos sabrán porqué. Desde luego, con manotazos a las cámaras y micrófonos no se gana una huelga. Por ese camino, tampoco la simpatía ni la complicidad de los medios de comunicación que, en contra…

El efecto balsámico del fútbol

LOS QUE NO somos amantes del juego de la pelota hemos encontrado en los últimos días ejemplos sobrados para admirar la hazaña de los chicos de Del Bosque. Desde hace semanas no había tema de conversación que no confluyera, directa o indirectamente en la La Roja. No todo es balompié, pero asuntos tan intrascendentes, e incluso banales, como la crisis económica, el Estatut, la corrupción, la reforma de la Ley de Cajas o la liberación de disidentes cubanos han pasado a ser de quinta división.

Sobre la trabajada y merecida victoria de anoche frente a la correosa y cañera Holanda se pueden hacer muchas lecturas, algunas de ellas excesivas. Tratar de extender el éxito deportivo de la selección española, por muy brillante que sea, a otros ámbitos no deja de ser un brindis al sol. Podríamos decir que fue bonito mientras duró, pero nada más. No es cuestión de ser aguafiestas, pero ni la aparente unidad del país entorno a una bandera es real, ni tampoco lo es la sublimación del equipo como ejemp…

Un diario digital acorrala a Sarkozy

UN MODESTO DIARIO digital francés, que sobrevive gracias a los nueve euros que pagan al mes sus abonados, mantiene contra las cuerdas al gobierno del todopoderoso Nicolas Sarkozy. Mediapart, que así se llama el periódico en cuestión, cuenta con unos 40.000 abonados y sobrevive sin necesidad de acudir a la publicidad para financiarse. Nadie creía en ellos cuando nacieron a principios de 2008 y, sin embargo ahora, esperan obtener beneficios en breve.

Su gran éxito, aunque no sólo, radica en dos hechos relacionados con el caso Bettencourt: las revelaciones sobre la presunta financiación ilegal durante la campaña electoral de Sarkozy en 2007 (calumnias según el Elíseo) y la publicación en exclusiva de una entrevista con la ex contable de la multimillonaria Liliane Bettencourt. Un turbio asunto que se ha colado por las alcantarillas del Estado galo y que se desató cuando la hija de la mujer más rica de Francia denunció a un fotógrafo por aprovecharse de su anciana madre, heredera del imperi…

Esos apestados periodistas

CLAVADA EN LA retina tengo aún la imagen del fotógrafo de EL PAÍS Álvaro García (enhorabuena, por cierto Álvaro, por el premio FotoCAM), mostrando cómo los periodistas siguieron el lunes desde el exterior la asamblea de trabajadores de Metro, después de que el comité de huelga les prohibiera la entrada. Periodistas confinados detrás de una valla y a pleno sol, como si fueran vulgares apestados.

A nadie le importan las penalidades de los informadores para hacer su trabajo. Unas veces pisamos alfombras y otras mordemos el polvo, y no seré yo el que pretenda convertir en noticia un hecho irrelevante para el oyente o lector. Pero en la vida los gestos importan mucho y no tuve por menos que sublevarme cuando me contaron el tratamiento, no exento de insultos y menosprecio, que dispensaron a la "canallesca". Cuando a ellos le interesó abrieron las puertas a los informadores en un gesto que les honra, aunque no debieron quedar muy satisfechos con la imagen que ofrecieron. Ahora, en c…

Una Ley de Huelga en caliente

ESPERANZA AGUIRRE NO se distingue, precisamente, por disponer de un gran furor legislativo. Todo lo contrario. Su actividad normativa en la Asamblea de Madrid suele ser más bien escasa. Una cicatería que ella misma justifica diciendo que no se trata de regularlo todo. Forma parte de su ideario liberal y cuando hay algo que no le gusta, pongamos que hablo de la ley estatal anti-tabaco, de Caja Madrid, o de la Dependencia, lo suaviza, lo cambia o, directamente, lo boicotea. No es muy liberal intervenir de esa forma, pero ella interviene. En ocasiones cree interpretar el sentir mayoritario de la sociedad, madrileña o española, y reabre o crea debates, siempre sin complejos, como el de la reforma de la Ley del Menor o la Ley de Autoridad del Profesor. El caso es ir siempre por delante de su jefe de filas, Mariano Rajoy, cuya lentitud de movimientos exaspera a la multivitaminada presidenta madrileña, siempre al quite, siempre al acecho, siempre atenta a la jugada.

Ahora, al hilo de un confl…

Los vecinos de Centro se tragan el Orgullo

VIVIR EN EL centro de Madrid, como es mi caso, tiene algunas ventajas y muchos inconvenientes, derivados en gran parte del ocio nocturno. La reciente celebración de las Fiestas del Orgullo Gay ha reeditado un viejo debate imposible de resolver sin conculcar algunos derechos: el de los vecinos al descanso y a su salud, y el de los visitantes a disfrutar de su tiempo libre como mejor les venga en gana. Tengo para mí, antes de entrar en materia, que los vecinos son la parte más débil de este conflicto de intereses y que están condenados a salir perdiendo siempre. Así viene ocurriendo desde hace ya demasiados años.

Queda claro, pues, que soy parte interesada y que, por lo tanto, mi opinión no será ni equidistante ni objetiva. Aún a riesgo de parecer algo carca, o incluso retrógrado, diré que me parece intolerable que los vecinos de Malasaña y Chueca se hayan convertido en rehenes de una situación intolerable ante la pasividad del Ayuntamiento de Madrid que no sabe cómo afrontar y resolver …