Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2011

Inauguraciones de cartón piedra

EL ATREZO, la utilería, el adorno, la parafernalia, la sobreactuación, cuando no la impostura, son consustanciales a la actividad política. Todos estos aditamentos alcanzan el paroxismo tan pronto como se enciende la luz roja de una convocatoria electoral. La actividad suele ser tan frenética que, en ocasiones, raya el esperpento. Desde el martes 29 de marzo, mal que le pese a algunos políticos, están expresamente prohibidas, no solamente las inauguraciones, sino también las visitas a obras o la tan socorrida colocación de primeras piedras.

La fiebre inauguradora no nos ha dejado por aquí la apertura de ninguna estación de tren fantasma, ni siquiera un aeropuerto sin aviones ni permiso de navegación o la sarcástica inauguración de una triste maqueta. Por estos lares sí hemos tenido, en cambio, reformas hospitalarias a medio acabar, pongamos que hablo de Esperanza Aguirre, o visitas varias al reformado entorno del Manzanares en apenas 15 días a cargo del alcalde Gallardón.
Nada que ver…

Twitter y periodismo

EN LOS ÚLTIMOS días se ha generado un cierto debate, tan vivo como efímero, acerca de la supuesta amenaza de Twitter para el futuro del periodismo. El debate ha sido intenso, es cierto, pero con esa fugacidad que tanto caracteriza lo que acontece en Internet.
Twitter es un peligro para el periodismo. De esta forma, se desahogaba Juan de Dios Colmenero, jefe de Nacional de Onda Cero, en Extraconfidencial.com. Su idea es que "los periodistas estamos cavando nuestra propia tumba sin darnos cuenta", que "la credibilidad no cuenta" y que el periodista está "tirando piedras contra su propio tejado"... Bien, es posible que no le falte algo de razón y que en Twitter se estén comentiendo algunos excesos, pero de ahí a descalificar a los periodistas tuiteros porque sean capaces de tuitear mientras se está produciendo una noticia hay un buen trecho. Primero porque no es incompatible hacerlo y, en segundo, lugar porque los excesos en Twitter no son sustancialmente sup…

Ofuscado consejero de Transportes

CUATRO DÍAS DESPUÉS de su metedura de pata, el "ofuscado" consejero de Transportes de la Comunidad de Madrid, José Ignacio Echeverría, aún no ha tenido a bien pronunciar una palabra de disculpa. Ni se ha disculpado, ni ha rectificado. Debe pensar que el tiempo, también en política, lo cura todo y que su polémica afirmación negando la existencia del Metrobús caerá en el olvido. Mal que le pese, pasará mucho tiempo antes de que podamos olvidar su alarmante desliz, así como el tono empleado.

Todo el mundo puede meter la pata y tener un mal día. Nadie está libre de equivocarse, incluso gravemente, cuando se expone públicamente y tiene tantos focos delante, pero lo que no es admisible, ni desde el punto de vista político ni humano, es persistir en el error como si nada hubiera ocurrido. Rectificar de aquella manera, como de tapadillo, es decir, a través de un portavoz, y no tener el valor de admitirlo públicamente dice bien poco de un cargo público.

Claro, que puestos a exprimir el…

Mujeres sin nada que celebrar

HAN TRABAJADO, y muchas lo hacen aún, como mulas de carga. Nunca han asistido a una manifestación en defensa de sus derechos, ni han celebrado tampoco este Día Internacional de la Mujer. Han vivido como de paso, sin molestar, a hurtadillas y en silencio, pensando más en sus hijos que en ellas mismas, tratando de que tuvieran lo que a ellas la vida les negó. No supieron ni de fines de semana, ni de vacaciones, ni de discursos feministas. Y no terminaron de cuidar a sus padres o suegros cuando empezaron a hacerlo de sus hijos.

Amas de casa, criadas, limpiadoras, cuidadoras, zurcidoras, remendonas, cocineras, confesoras, amantes, enfermeras, confidentes... y cientos de oficios más, todos ellos sin remunerar. Olvidadas de todos, salvo de los suyos, espero, tras una vida de carencias y estrecheces. Una existencia cuyo único consuelo es que, al fin, sus hijas tuvieran lo que ellas nunca pudieron, no ya alcanzar, sino siquiera soñar.

Son heroínas, sin saberlo, aunque nadie nunca se lo vaya a r…

¡Qué gran invento el Consorcio de Transportes!

UN CUARTO DE siglo cumple hoy el Consorcio Regional de Transportes (CRTM), creado en la época de Joaquín Leguina como presidente regional. Aunque todo es mejorable, agrupa con un notable éxito a Metro, Cercanías y autobuses urbanos e interurbanos. Y digo que con éxito porque ha conseguido el más difícil todavía: que las tres Administraciones se hayan entendido durante tantos años en beneficio de los ciudadanos, aparentemente ajenas a sus colores políticos. Y digo aparentemente porque durante todo este tiempo no han faltado tensiones de todo tipo, incluso en el seno del propio Partido Popular. Cabe recordar aquí la dura batalla por el control del Metro entre Aguirre y Gallardón que a punto estuvo de echar por tierra todo lo conseguido durante años. La cosa viene de lejos, ya que incluso en sus inicios, el Ayuntamiento de Madrid, gobernado por el PP, se resistió al invento temeroso de que el socialista Leguina quisiera hacerse con la gestión de la EMT.

Como nota al margen, diré que no …