Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2012

Un rescate de película

SUSPENSE, ACCIÓN, HUMOR y buen ritmo narrativo. De todo esto hay en Argo, la magnífica película dirigida y protagonizada por Ben Affleck. La cinta narra el asalto de la embajada de EEUU en Teherán por parte de un numeroso grupo de estudiantes universitarios, exaltados jomeinistas, que consiguieron secuestrar a 52 personas, trabajadores de la delegación. En medio del caos, 6 de ellos pueden escapar y refugiarse en la embajada de Canadá. Allí permanecieron durante tres meses. El especialista en rescates de la CIA Tony Méndez, cuyo libro El maestro del disfraz dio pie el guion, idea un descabello plan para sacarles del país gracias a unas identidades falsas. La película, que no es un documental, resulta creíble desde el primer momento. Entiendo que no debe resultar fácil abordar un asunto así sin caer en maniqueísmos y sin demonizar a los asaltantes. Como no soy especialista en cine, dejaré que sean otros los que glosen la cinta. En esta ocasión, mi entrada tiene que ver con una interesa…

Cerrado por huelga

NO SÉ, NI me importa, si la de este 14-N es una huelga política. No lo creo. Lo sería si algún partido ajeno al PP sacara provecho y no acabo de ver que sea el caso. El PSOE está en descomposición, por méritos propios, y los réditos para IU, sin convocatoria electoral a la vista, son más que dudosos. No es una huelga política por más que lo diga Esperanza Aguirre, que sí es política y que, visto lo visto, no se ha retirado de la primera línea. A los sindicatos CCOO y UGT también se les acusa de ser correa de transmisión de los partidos de la izquierda, reproche que, en caso de ser cierto, también cabría hacer de la patronal CEOE con respecto al PP.
Sea como fuere, la decisión de sumarse a esta convocatoria es individual y cada uno actúa en conciencia como mejor cree, más allá de quiénes sean los que portan la pancarta. Nadie es más que nadie y tan respetable es secundar el paro como no hacerlo. Dicho lo cual, soy de los que piensan que hay motivos y que, aún a sabiendas de que el PP n…

Stop desahucios

IMAGINO QUE LA angustia de quedarse sin casa solo puede ser comparable a la de perder un ser querido. Pero los bancos, claro, no entienden de necesidades ni de sentimientos. Sólo de números, balances y resultados. No de personas. Tampoco los partidos políticos, salvo alguna honrosa excepción como Izquierda Unida, han estado muy rápidos que digamos. Tampoco la sociedad, en general, ha manifestado demasiada inquietud por el terrible drama de los desahucios. 350.000 ejecuciones hipotecarias desde el inicio de la crisis no han sido suficientes para que estallara la olla de la presión social. Ahora, con tres suicidios, y el de Amaya Egaña ha resultado determinante, los medios de comunicación se vuelcan, las redes sociales claman justicia y los políticos, PP y PSOE, se dan codazos en busca del acuerdo que se les viene exigiendo desde hace años para reformar una ley obsoleta, anticuada y, sobre todo, inhumana. Pero hay algo más. El movimiento 15-M y la Plataforma de Afectados por la Hipoteca-P…

Presupuestos sociales, de boquilla

AVANZA IMPARABLE LA demolición del estado de bienestar que está perpetrando el Partido Popular. Madrid, de nuevo Madrid como conejillo de indias, se erige en avanzadilla del liberalismo económico que con tanta fe profesan en la Puerta del Sol y aledaños. De un brochazo, el heredero político de Aguirre, Ignacio González, da una nueva vuelta de tuerca al sistema sanitario exprimiendo, aún más, lo que es de todos. No recuerdo exactamente en qué punto del programa electoral del PP de Madrid avisaban de que iban a imponer el euro por receta y de que ahondarían en la privatización sanitaria hasta unos límites insospechados y desconocidos. Es por eso, visto lo visto, por lo que no acabo de entender que no acometan una privatización completa. Los exconsejeros Manuel Lamela y Juan José Güemes fueron unos timoratos en comparación con Javier Fernández-Lasquetty. El actual responsable de la sanidad madrileña parece tenerlo mucho más claro tras haber pasado algún tiempo como secretario general de …