Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2013

Éxito sindical

LA DURA Y larga batalla de barrenderos y jardineros por mantener sus puestos de trabajo ha dado sus frutos. No ha sido fácil, pero bien está lo que bien acaba. El conflicto deja muchas lecturas y varias lecciones de una gran utilidad en los tiempos que corren. La más importante es que la unidad y la determinación de los trabajadores es un arma imbatible y que cuando los sindicatos van de la mano los resultados tardan, pero acaban llegando.
Las centrales han conseguido arrancar un acuerdo histórico. A cambio, también han tenido que hacer unas concesiones difícilmente asumibles en un contexto que no sea el de la crisis económica. No habrá despidos, pero las condiciones laborales serán peores para un colectivo ya de por sí castigado.
Tampoco será mejor la calidad del servicio cuando entre en vigor el ERTE de 45 días de suspensión de empleo al año por trabajador hasta el año 2017. Las empresas concesionarias no han conseguido su objetivo de mandar a la calle a 1.134 trabajadores, pero no s…

Soberbia

LA ALTIVEZ Y la arrogancia no suelen ser buenas compañeras de viaje. Tampoco en política. Por eso no estaría de más que el impopular ministro de Educación aparcara de una vez sus nefastas ocurrencias.
Acorralado, incluso por los suyos, no ha tenido más remedio que rectificar sobre las becas Erasmus. Aunque no por mucho tiempo. No retira la orden sino que la deja en suspenso a la espera de volver a la carga el próximo curso. 
En la moral cristiana, la soberbia también figura entre los pecados capitales. Recula Wert, y ahora dirán que rectificar es de sabios. Tiempo al tiempo.

Privilegios

LOS CARGOS PÚBLICOS, expresidentes y aforados, disfrutan de una serie de prerrogativas de las que no participan el resto de los mortales. Por ejemplo, a testificar por escrito si es que son llamados a declarar ante un juez.
Sorprende que Esperanza Aguirre, que presumió de estar  “encantada de colaborar con la Justicia”, vaya a optar por la vía epistolar en vez de vérselas ante el magistrado Pablo Ruz, que la ha citado como testigo, dentro de la investigación del caso Gürtel.
La mala percepción que tienen los ciudadanos de la política empezará a cambiar cuando servidores públicos tan aguerridos como la expresidenta madrileña den un paso al frente y renuncien a este tipo de prebendas.
Aguirre está en su derecho de no acudir al despacho del juez, la ley la ampara, pero no deja de ser llamativo que una persona tan valiente políticamente haya optado por hacer mutis por el foro. La sombra de los contratos de la Comunidad de Madrid y de Alberto López Viejo con la trama de Francisco Correa es a…