Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2017

Matar a una periodista es fácil

¡QUÉ SENCILLO RESULTA ejercer el periodismo en España y qué duro y cruel puede llegar a serlo en otras partes del mundo! En Malta, sin ir más lejos, en plena Unión Europea. En su Estado más pequeño, donde el cobarde asesinato de Daphne Caruana Galizia, dedicada a investigar la corrupción en su país, a tantos ha conmocionado.
Perseguida por las autoridades maltesas por su labor investigadora, Caruana fue asesinada este lunes mediante la explosión de una bomba lapa adosada a su coche mientras viajaba en dirección a la ciudad de Bidnija, cerca de su casa familiar.
La periodista, de 53 años, -autora también del popular blog Running Commentary- había sido demandada en numerosas ocasiones tras desvelar diversos escándalos que salpicaban a políticos malteses. El ministro de Economía se querelló contra ella tras publicar un artículo donde desvelaba que este alto cargo visitó un burdel junto a un asesor durante un viaje oficial a Alemania. Era miembro del Consorcio Internacional de Periodistas …

Ser español: retrato íntimo y personal

TODO EL MUNDO opina estos días y no seré yo menos. No tanto por el interés que puedan suscitar estas reflexiones, sino más bien por ordenar mis propias ideas. Vamos allá.
Creo que hay muchas formas de ser español.
Creo que ser español es mucho más que lucir la bandera en un bolso, en una pulserita, en el cuello de la camisa, en un abanico o incluso en la correa del perro.
Creo que tributar fuera de nuestro país, o tener una cuenta en Suiza, o en un paraíso fiscal, es de lo más antiespañol que se me ocurre.
Creo que ser español no exime a nadie de sus excesos, cuando no vilezas.
Creo que la fortaleza de España es su diversidad y también su capacidad de acoger a quienes llegaron de fuera y trabajar en su integración.
Creo que se puede ser español e internacionalista; español y catalán sin que sea incompatible.
Creo que nadie es más español por abrazarse a la bandera o envolverse con ella.
Creo que el patriotismo también debería haberse demostrado con los más débiles, con quienes sufrieron los r…

¿La unidad de España por la fuerza?

MUCHOS CATALANES SE quieren ir de España, si es que no están fuera ya desde hace tiempo. Y este viejo anhelo no solo no va a decrecer sino que irá en aumento. Las imágenes de las cargas policiales durante el 1-O, con su amplia repercusión en la prensa internacional, se han convertido en el mejor banderín de enganche para acrecentar el número de adeptos, además de alimentar el victimismo tan del agrado nacionalista.
Muchos otros, posiblemente más si nos atenemos a la consulta de ayer, quieren quedarse y confían en que el Estado disponga de los suficientes recursos para impedir lo inevitable: que el referéndum ilegal y sin garantías convocado por la Generalitat sea la antesala de una declaración de independencia por su cuenta y riesgo.
Llegados a este punto, los dirigentes de la izquierda nacionalista harían bien en preguntarse, y sería muy saludable que lo hicieran, si todo este proceso no está sirviendo para tapar los graves problemas de corrupción que también ha habido en Cataluña. Deb…