Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de abril, 2018

Balas de plata en el PP

LAS IMÁGENES DEL hurto en el Eroski, difundidas por ‘OK Diario’, han precipitado la obligada e inevitable dimisión de Cristina Cifuentes
Dice, en su descargo, la hasta ahora presidenta madrileña, que se marcha tras “una campaña de acoso y derribo, que es personal”, que sufrió un intento de "extorsión" por este asunto y que tenía previsto anunciar su marcha tras los actos institucionales del 2 de mayo.
El “error involuntario” de las cremas ha sido el empujón definitivo, apenas un desliz en comparación con el ‘caso del máster’, que es en realidad el que ha rubricado su defunción política. Aunque comprensible desde el punto de vista político, resulta delirante la explicación de que ya había decidido renunciar para evitar que "la izquierda radical" gobierne en la región y "ponga en riesgo" la gestión hecha por el PP en tres años de legislatura.
No es difícil imaginar que las cloacas del poder, las del Estado o las del PP, tuvieran guardado el vídeo de marras d…

El hogar de las personas invisibles

COMO UN PUENTE entre la calle y la inserción está concebido el Centro de Acogida San Isidro para personas sin hogar (CASI), que estos días celebra el 75 aniversario de su puesta en marcha. Además de los equipos de calle, la puerta de entrada a este recurso es el Samur Social, que canaliza las demandas de las personas con necesidad de alojamiento y las distribuye en uno u otro sitio – ‘Juan Luis Vives’, ‘Puerta Abierta’, o los centros de emergencia– en función de sus perfiles y características.
Los albergues para los sintecho (mejor en una sola palabra, según la Fundación del Español Urgente, Fundéu) hace ya mucho tiempo que dejaron de ser centros de represión –como fueron concebidos durante el franquismo– para convertirse en centros de atención e intervención social. Desde ese punto de vista, las normas —pocas y muy básicas, pero de obligado cumplimiento—, son ahora instrumento de intervención estrictamente técnica, mientras que antes lo eran de control y castigo.
El martes 10 de abril,…

El orgullo de ser madrileño

ES BIEN SABIDO que uno de los principales rasgos de pertenecer a Madrid radica precisamente en que no es necesario haber nacido en esta ciudad para sentirse de aquí. 
En Madrid cabemos todos —suele decirse— y, con carácter general, a nadie se le pregunta dónde ha nacido o cuál es su lugar procedencia. No, al menos, con ánimo de exclusión.
Entre otras cosas, porque somos tantos los que no tuvimos nuestra cuna aquí que resultaría extraño hacer ese tipo de distinción. Resulta evidente que ésta es una ciudad de aluvión y que si algo nos distingue es esa capacidad para integrar a todos. Admito que puede sonar a tópico, pero no veo motivos para cambiar de criterio.
Viene a cuento esta reflexión a propósito de la distinción concedida por el Ayuntamiento de la capital a Pedro Almodóvar (Calzada de Calatrava, Ciudad Real, 1949) y al cantante Rafael Martos, Raphael, (Linares, Jaén, 1943) como nuevos hijos adoptivos de Madrid. Manchego uno, andaluz el otro, no nacieron aquí, pero es aquí donde han…

Cifuentes: sin red ni paracaídas

EL ARTE DEL disimulo en una actividad tan teatral como la política también caduca. No tiene un efecto ilimitado, por mucho que se empeñen sus protagonistas. 
Llega un momento en el que embaucar no basta y los embelecos del poder son insuficientes para mantenerse en el tinglado. Los gestores de lo público, muy hábiles en el manejo de las personas y la movilización de los recursos cuando lo que está en juego es su propia supervivencia, son capaces de todo con tal de sobrevivir.
El caso Cifuentes está poniendo en evidencia cómo personas muy inteligentes son capaces de cualquier cosa con tal de mantenerse en el poder. El empecinamiento de la presidenta madrileña, su obstinada actitud de resistencia, digna de un estudio cuasi patológico, evidencia muchos de los síntomas propios de una persona huye hacia adelante, aún a sabiendas de la inutilidad de sus esfuerzo. De paso, el máster de marras está desangrando a su partido, al menos en Madrid, sin que esto parezca importarle.
La entereza frente …