Seleccionar página

La victoria de los débiles

A VECES SÍ se puede. Basta con tener una profunda convicción y mantenerla en el tiempo contra viento y marea. Por descabellada, impopular o molesta que sea. Por mucho que ataque el inmovilismo político y por muy fuertes que sean las presiones de los bancos. Es lo que...